El ángel del libro revela: Adán nunca fué un hombre de carne y sangre

Solamente en el cumplimiento de Apocalipsis 5:1-14, estando ya manifestado el ángel con el evangelio eterno, Cristo Lisbet, hoy conocemos los misterios escondidos en Dios MelquisedecLisbet. Es por eso que la luz llegó al mundo para sacar al hombre de las tinieblas a la luz admirable y eterna Cristo Lisbet. Le invitamos a compartir la cita de Cristo Lisbet del día de hoy. Bendecido eres en Cristo Lisbet, siendo hoy el día más importante de tú vida pegados a ella más que vencedores. !Amén Aleluya!